sábado, 16 de junio de 2012

EL MUNDO ES DE LOS CHICOS (II).

Los mejores valores de igualdad y libertad presidieron la fundación de los EEUU; quemados y ultrajados, como su bandera, han quedado transcurridos dos siglos.






    Sam Mooney Giancana nació un 24 de mayo de 1908, en la Little Italy de Chicago, en un barrio conocido como "El Patch", el remiendo. De padres sicilianos que, como tantos otros, fueron a buscar fortuna a los Estados Unidos, Antonio, el padre, no tuvo suerte en este cometido, y pronto fue pagando esta circunstancia con su hijo, al que tenía la costumbre de castigar atándole a un árbol y pegándole con un palo, tal vez este brutal correctivo labró en buena parte, el que luego sería también, el brutal carácter del niño apaleado.

    Es un hecho innegable que la violencia ha sido un factor determinante, y principal desencadenante de futuros hechos, y así como las palizas que recibió Mooney de niño, posiblemente le imposibilitaron para desarrollar los afectos de manera natural, la violencia con que la policía de Nueva York, (formada casi íntegramente por irlandeses ), castigaba a los inmigrantes italianos, a los que reprimía sin piedad en sus conflictos con sus vecinos irlandeses, desencadenó en los italianos un rechazo frontal a cualquier tipo de poder institucionalizado,  les hizo mirar la vista atrás y recordar como, en su añorada Italia se organizaban a través de bandas de hombres armados, hombre de honor, para defenderse de los ataques que el orden establecido, representado por el poderoso norte del país, les infligía. 
Y así nacieron las primeras organizaciones criminales, una de las primeras fue La Mano Negra, cuyo líder Diamond Joe Esposito fue asesinado por Mooney en su meteórica carrera al poder. Por supuesto no podemos olvidar la legendaria "Five Points" de Nueva York, a la que pertenecieron Lucky Luciano, Meyer Lansky, Bugsy Siegel e incluso Al Capone, hasta que el entonces jefe de Chicago, Johnny Torrio se lo llevó a la ciudad perteneciente al Estado de Illinois.
Luciano y Lansky entre otros amigos de la Mafia.

   Un veinteañero era Sam Giancana cuando su pericia a los mandos de un automóvil le llevó a ser el chófer de Ametralladora Jack McGurn, ostentoso matón de Capone. A Sam le encantaba conducir a gran velocidad por el Patch, subiéndose a las aceras, para despistar poco después, a los patrulleros irlandeses. Esta actividad la compaginaba con las actividades de la banda a la que él pertenecía; la Banda de los 42, actividades tales como extorsiones, robos, violaciones, asesinatos...y donde tenía compinches de nula reputación como Gordinflón Leonard Caifano, Agujas Gianola, Willie Patatas Daddano, Sam Perro Loco De Stefano, los cuales llegarían a ser sus fieles soldados y le acompañarían en su meteórico ascenso al poder. Y, como yo, queridos lectores, lo que les recomiendo es que lean el libro, voy a abreviar el camino al estrellato dentro de la Organización de Mooney, resumiéndolo con dos hechos fundamentales; primero, el ir haciendo desaparecer a todos aquellos jefes que se convertían en prescindibles y, segundo, la entrada en prisión de dos de los principales capos: Paul Ricca y Tony Accardo. 

   Así que, como les prometí, y entre hombres de honor, lo prometido es deuda, el desembarco de basura está al llegar. Sinceramente las confesiones que le realizó Sam a su hermano Chuck, único miembro de su familia que respetó de verdad, y con el que más intimó, son alarmantemente escandalosas y, a pesar de que yo no puedo asegurar su total veracidad, todas parecen muy verosímiles. 

   Sé de la gran afición por el cine entre los redactores y lectores de este blog, probablemente la idea de Sam acerca de la industria cinematográfica sea un poco más cruda: "Hollywood está lleno de gente ansiosa de que la utilicen, Chuck, lo único que les importa es si van a alcanzar el estrellato o no. Nosotros los ayudamos y nos apoderamos de ellos, así de sencillo. y si vieras a las tías de allí...guapas y tontas de remate. Maldita sea, no te dejes deslumbrar jamás por todas esas memeces del cine, allí no hay más que inútiles, holgazanes y putas. Hollywood es el único lugar que conozco, aparte Washington, donde todo el mundo, tanto los hombres como las mujeres, te piden de rodillas que las utilices." 
Atención a esta otra anécdota hollywoodiense:
Llevando ya tiempo en prisión los ya citados Ricca y Accardo, la Organización consideró, como si de un Juzgado de Vigilancia Penitenciaria se tratara, que ya estaba bien. Se fueron a hablar con Tom Clark, a la sazón Fiscal General y le prometieron un puesto en el Tribunal Supremo. Ricca y los demás fueron liberados en medio de la indignación general, ¿que cómo ocurrió? Fácil, los principales estudios de la meca del cine le hicieron un regalo personal de ¡cinco millones de dólares! al presidente Truman, el presidente nombró a Clark miembro del más alto tribunal estadounidense y éste les trajo la ansiada libertad. Ante la atónita mirada de Chuck, Mooney le dijo: "¿Qué crees? Somos los amos del presidente, somos los amos del mundo."

   Recordáis como en el primer artículo dedicado a Sam y aledaños os decía que no me despertaban ninguna simpatía tipos como éstos, interés sí, pero simpatía ninguna, pues bien, si lo que habéis leído no es suficiente, sigamos poniéndonos en la piel de Chuck Giancana y escuchemos más confidencias:
"Los chicos averiguaron durante la guerra que se puede ganar mucha pasta si armas un poco de jaleo: contratos gubernamentales, la mierda del mercado negro, lo que tú quieras. Truman, (de nuevo el teóricamente honrado y campechano presidente), nos dará juego, vamos a introducirnos en otros lugares; República Dominicana, Filipinas, ya tenemos millones en Cuba, (ya salió Cuba), vamos a cerrar tratos con Egipto y los árabes. Estos países son muy raros y la situación puede variar en un minuto, pero si un presidente está en deuda con nosotros, en caso necesario enviará a cualquier remoto infierno a todos los malditos soldados norteamericanos que hagan falta, sólo para proteger nuestros intereses, porque nuestros intereses son sus intereses y los de sus amiguetes.

¿Queréis algo sobre Vietnam? "Mira Chuck, estos tipos saben que, en nombre del patriotismo, los norteamericanos harán cualquier cosa, en caso necesario se crea un enemigo, el enemigo ahora es el comunismo. La mitad de los políticos tienen inversiones como nosotros en países cuyos nombres en tu vida has oído. Si algo amenaza la seguridad del negocio nuestro gran presidente hará algo al respecto, ¿y, para qué? Pues para que unos cuantos políticos y hombres de negocios extremadamente ricos e influyentes y unos cuantos tipos como yo puedan ganar dinero a espuertas. Tenemos unas inversiones demasiado importantes como para permitir que algún hijo de puta de ojos oblicuos nos lo eche todo a perder. ¿Qué clase de inversiones? Droga claro, y algunos montan fábricas porque la mano de obra es muy barata, esclavos, otros invierten en el sector inmobiliario"; ¿no os vienen a la cabeza nombres de empresas que tienen ganancias multimillonarias a costa de esclavizar a los trabajadores? ¿La ropa y la mayoría de cosas que utilizamos? Todo fabricado en Asia, ¿empresarios modelo? Sí, en Marte tal vez. 

Bob Maheu, agente ¿sólo de la CIA?
   Y, para terminar: "Chuck, la Organización y la CIA son dos caras de la misma moneda. A veces nuestro gobierno no puede ensuciarse las manos con mierda haciendo ciertas cosas, a veces necesita un poco de pelea en algún sitio o eliminar algún hijo de puta. No se le puede sorprender haciendo estas cochinadas. ¿Qué diría la gente si lo supiese? Nosotros en cambio, sí podemos, armas, una ejecución, un acto de violencia...Estamos en el mismo bando. Ahora mismo estamos trabajando en Asia, Iberoamérica e Irán." ¿Qué, recordáis asuntillos tales como el golpe de Estado de Guatemala, la guerra de Corea, asesinato de Martin Luther King o el posterior Irán-Contra? Investigad, investigad.
"Si piensas que teníamos a Truman lo único que hace Ike, (Dwight D. Eisenhower), es jugar a golf."
No os gustaría echar una miradita por un agujero a los negocios que se están haciendo en Irak, Afganistán, etc...Muere mucha gente inocente, hombres, mujeres y niños; muertos, lisiados o desplazados para siempre, cuánto dolor para que unos grandísimos hijos de la gran puta se llenen los bolsillos.
Soldado norteamericano defendiendo los intereses ¿de quién?.

   Hasta aquí hemos llegado por esta entrega, pero nos queda más, ¿os imagináis? Los Kennedy, Cuba, y para desdramatizar un poco sabremos si Sam Mooney Giancana se acostó con Marylin Monroe, como él mismo pronosticó cuando la vió en la portada del ejemplar número uno de Playboy.

"Que ustedes sean los más felices que puedan". Si es que les dejan la banda de mafiosos, políticos corruptos, periodistas manipuladores,  financieros criminales, etc...que nos rodean.

Camarada Lester.

  
  

   

   


6 comentarios:

  1. Me alegro de vivir en España, ejemplo de democracia, respeto al tercer mundo y lucha contra la corrupción:)))))

    ResponderEliminar
  2. Pero eso no es de ahora querido Tripi, eso ya viene de muuuy atrás...

    ResponderEliminar
  3. No hay de qué...Gracias a tí por dedicar un poco de tu tiempo a leer el artículo.

    ResponderEliminar